M-Government, servicios e información pública en movilidad.

Es una realidad irrefutable, el alto crecimiento que está experimentando el uso de las tecnologías móviles en el mundo. Este hecho acrecienta cada vez más, la necesidad, y casi diría la obligación, de administraciones públicas y gobiernos de implementar este tipo de tecnología en la prestación de servicios, y en el acceso a la información pública.

Muchas son las ventajas y el valor añadido, que el M-Government puede aportar en este sentido. Podemos destacar algunas: movilidad, uso en tiempo real, servicio a cualquier hora y en cualquier lugar, servicio personalizado e individual, amplia red de cobertura, bajo coste, etc

Pero sin duda, el mayor argumento para la implantación definitiva, se base puramente en cuestiones estadísticas, veamos algunos datos:

Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 11.51.48

El nº de suscriptores no para de crecer, en total casi 7 bn de usuarios a final del 2012, con una tasa de crecimiento del 7,6 % anual. Si desagregamos datos, el nº de ciudadanos suscritos es de 3,2 bn en 2012, es decir, la mitad de la población mundial, con una tasa de crecimiento de 4,2 %. Se espera que el nº de ciudadanos conectados en 2017 sea de 3,9 bn. El n º de suscriptores crece 4 veces más rápido que la población mundial.

Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 12.01.07

Pero no solo crecerá el nº de usuarios, también lo hará y de manera exponencial el tráfico de datos. Pasaremos de 0,9 Exabytes/mes en 2012 a 11,2 Exabytes/mes en 2017, con un crecimiento anual del 66%.

Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 12.03.51

Esta explosión en el flujo de datos, en parte es consecuencia directa del uso de la tecnologías sociales en movilidad y la posibilidad de compartir archivos de todo tipo, principalmente multimedia a través de dispositivos inteligentes. Las redes sociales, a través de sus versiones mobile, se configuran como las tecnologias más utilizadas  en movilidad.

Captura de pantalla 2014-02-26 a la(s) 12.09.02

Todo esto no sería posible ,sin la mejora gradual de las redes de comunicación, y el impacto que produce sobre el ecosistema digital en movilidad. La llegada de las tecnologías 3G y 4G  han supuesto toda una revolución en cuanto a los flujos de comunicación y el tráfico de datos móviles.

Pues bien, dicho esto, quedan pocas objeciones ante la necesidad de transformación de AAPP y Gobiernos, debemos pasar del E-Government al M-Government, como una evolución clara, razonable e imparable, en cuanto a la prestación de servicios públicos y acceso a la información se refiere.

Este cambio ya se ha iniciado, la pregunta ahora sería ¿De que depende? ¿De quien depende? Del e-Government al We-Goverment #weGov

Juan Manuel Roa

Politólogo

Si te ha gustado este articulo, compártelo con tus amigos

Leave a Reply


*